Rápidos y Furiosos 10 podría ser una de las películas más caras de la historia

Con los años, Rápidos y Furiosos se ha convertido en una de las sagas más taquilleras del cine, y ahora su nueva entrega podría ser una de las películas más caras de la historia.

Según dio a conocer The Wrap, el presupuesto de Rápidos y Furiosos 10 habría aumentado a 340 millones de dólares. «Eso es un 70% más que el presupuesto reportado de $ 200 millones para «F9: The Fast Saga» de 2021″, detalla el medio.

Entre los motivos que gatillan este alto costo de producción, el reporte señala que se debe a «mayores salarios para la estrella de la serie Vin Diesel y el resto del elenco de la franquicia, aumentos generales en los costos de producción causados por la inflación global y los cargos por los requisitos de pruebas pandémicas exigidos por los protocolos de seguridad COVID-19».

De esta forma, Rápidos y Furiosos 10 se convertiría en la tercera película más cara de la historia, siendo superada solo por Avengers: Era de Ultron (2015), Piratas del Caribe: Navegando en aguas misteriosas (2011) y Avengers: Endgame (2019), donde la más cara es la última entrega de Avengers, la cual tuvo un costo de producción de 400 millones de dólares, recaudando 2,7 mil millones a nivel mundial.

Con respecto a la saga, de momento las dos películas más caras han sido Rápidos y Furiosos 9 (2021) y Rápidos y furiosos: Hobbs & Shaw (2019), ambas costando 200 millones de dólares, posicionándose como las películas 69 y 70 más caras de la historia. Ambas superaron los 700 millones de dólares en recaudación.

Actualmente, The Fast and the Furious es la sexta saga más taquillera del cine, superando los 6,6 mil millones de dólares, con Rápidos y Furiosos 7 (2015) como la más exitosa de todas, la que recaudó más de 1,5 mil millones de dólares.

Cabe mencionar que en 2001, la primera entrega de Rápidos y Furiosos tuvo un costo de producción de solo 38 millones de dólares, una novena parte de lo que podría llegar a costar su décima entrega.

Rápidos y Furiosos 10 será dirigida por Louis Leterrier (Transporter), tras la salida de Justin Lin del proyecto, y su estreno en cines está programado para mayo de 2023, siendo pensada como la penúltima entrega de la saga principal.