The Witcher: El Origen de la Sangre debuta como una de las producciones de Netflix peores evaluadas por la audiencia

Hace unos días debutó la miniserie de The Witcher, la cual rápidamente se convierte en uno de los peores estrenos del servicio streaming.

La serie cuenta con un 38% de aprobación por parte de la crítica en Rotten Tomatoes y solo un 9% de por parte de la audiencia, mientras que en IMDb los episodios reciben calificaciones entre 4,4/10 y 5,2/10.

Con estos números, especialmente con la aprobación de la audiencia en Rotten Tomatoes, The Witcher: El Origen de la Sangre debuta como una de las producciones peores evaluadas de Netflix.

Cabe mencionar que, si bien también está bien evaluada por parte de la crítica, gran parte de las reseñas de la serie llegan como parte de una campaña de “review bombing”, la que incluso critica la salida de Henry Cavill de la serie principal.

«Definitivamente deberían haber respetado la franquicia y mantener a Henry… horrible, terrible, no volver a ver más de esto en Netflix» y «The Witcher muere cuando Henry Cavill no está allí» son algunas de las reseñas que se pueden leer en el portal.

Con respecto a la prensa especializada, algunas reseñas señalan «The Witcher: El Origen de la Sangre básicamente se siente como un bocadillo ligeramente divertido entre comidas, y en cuatro episodios esencialmente una película larga», o «Sin el ancla que mantiene la franquicia en tierra, realmente es solo una historia de fantasía sin ninguna de las cosas que hacen especial a The Witcher».

La primera temporada de The Witcher: El Origen de la Sangre cuenta con solo 4 episodios, los cuales ya están disponibles en Netflix.